george orwell solo se equivocó de fecha


Parece que el Gobierno británico está empeñado en hacer realidad la situación que se describe en la novela titulada 1984 del escritor británico del pasado siglo Eric Arthur Blair, más conocido con el seudónimo de George Orwell. Van a proponer una ley que permita el almacenamiento y tratamiento de las conversaciones privadas realizadas por los británicos por medios electrónicos. Por supuesto el Gobierno británico sostiene que esto se hace por el bien del ciudadano y ofrece garantías del respeto a la privacidad de los datos obtenidos.

Esta es la noticia:

Polémica por el ‘orwelliano’ plan británico de control de datos

El Gobierno asegura que la revolución de las comunicaciones exige que la vigilancia también cambie.

Los ciudadanos del Reino Unido que describió George Orwell en 1984 vivían constantemente vigilados por El Partido mediante Telepantallas en sus casas, una especie de televisores provistos también de cámara y micrófono. La sociedad británica teme que el proyecto del Gobierno de controlar las comunicaciones realizadas a través de móviles, Internet y telefonía se convierta en algo parecido. El departamento de Interior aduce que la nueva coyuntura exige cambios en la vigilancia y tranquiliza a la población con que se guardarán datos relativos a la hora, el lugar o la procedencia de las comunicaciones pero no sus contenidos. Los cambios legislativos que concederán nuevos poderes a las autoridades serán sometidos a referéndum popular el año próximo.

Actualmente, las compañías de telecomunicaciones ya guardan un registro de las comunicaciones que realizan los británicos: hora, fechas, duración de las llamadas y localización de las llamadas de teléfonos móviles, números marcados, páginas web visitadas y e-mails enviados.

A día de hoy, las autoridades pueden acceder a estos datos por orden judicial cuando lo necesitan, pero el plan británico pretende renovar sus poderes y que tomen el control de estas bases de datos. Las almacenarían durante dos años y las manejarían a su antojo.

El plan ha puesto a la sociedad británica los pelos de punta y lo han condenado como “Orwelliano”, en referencia a la obra 1984. La oposición liberal demócrata británica asegura que es una medida “incompatible con un partido libre” mientras que los conservadores exigen al Gobierno que justifique sus intenciones.

No se reflejan los contenidos de las comunicaciones

En este sentido, la secretaria de Interior británica, Jacqui Smith quiso tranquilizar a la población con que “no hay planes de crear una enorme base de datos” el contenido de las comunicaciones. Smith, además, reclamó la necesidad de la policía para acceder a estos datos, “que se usan en el 95% de los casos de crímenes serios y en casi todas las operaciones de seguridad nacional desde 2004”.

“La revolución de las comunicaciones ha sido muy rápida en este país -explicó la secretaria de Interior- y la forma en la que interceptamos las comunicaciones y recopilamos datos de comunicaciones necesita un cambio también”. En este sentido, Smith aseguró que se necesitan “nuevas leyes para proteger las libertades civiles” y anunció un referéndum popular que se elaborará el año que viene.

(Elpais.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s