Descubren que los halos galácticos proceden de sistemas canibalizados


En el periódico de hoy me ha sorprendido la aparición de una noticia de astronomía/astrofísica sobre la explicación confirmada por los científicos del origen de un objeto cósmico misterioso: los halos galácticos. Esta noticia ha sido generada en el congreso que celebra esta semana la sociedad española de astronomía en Santander.

SOCIEDAD

Descubren que los halos galácticos proceden de sistemas canibalizados

Las imágenes obtenidas, presentadas en primicia en la reunión de la Sociedad Astronómica en Santander, demuestran que la formación de galaxias continúa

09.07.08 – REDACCIÓN

Los halos que rodean a las galaxias están compuestos por fósiles galácticos, un hallazgo presentado ayer durante la VIII Reunión de la Sociedad Española de Astronomía que se celebra en Santander y que pone de manifiesto, por primera vez, que el halo que rodea a la mayoría de las galaxias espirales contiene gigantescas corrientes de marea procedentes de galaxias canibalizadas en los últimos 4.000 mil millones de años. En definitiva, las imágenes obtenidas revelan la existencia de fósiles galácticos que indican que la formación de estas galaxias continúa actualmente. Según los resultados que presentó el investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias, David Martínez Delgado, es la primera vez que se observan con tanto detalle estas corrientes de estrellas que, como consecuencia de la muerte de galaxias enanas, rodean las zonas periféricas de las galaxias espirales próximas a la Vía Láctea: NGC 5907 y NGC 4013. En primicia, este equipo internacional de investigación ha obtenido una visión panorámica de conjunto de un ejemplo de canibalismo galáctico, parecido al producido por la destrucción de la galaxia enana de Sagitario por la Vía Láctea.

Fusión

Tanto el descubrimiento realizado en la galaxia NGC 5907, como en la NGC 4013 confirman los pronósticos realizados por el modelo cosmológico de materia oscura fría, que proponen que las galaxias espirales se formaron a partir del aglutinamiento de sistemas estelares menos masivos. A 40 millones de años-luz de la Tierra se encuentra la galaxia NGC 5907, cuya estructura circundante se formó hace al menos 4.000 millones de años a partir de la destrucción de una de sus galaxias enanas satélite, de la cual no hay rastro en las imágenes. La estructura descubierta es extraordinariamente compleja y tiene un radio de más de 150.000 años-luz.

Por su parte, la galaxia NGC 4013, situada a unos 50 millones de años-luz, posee otra corriente en forma de bucle que deja un rastro fantasmagórico a una distancia de más de 80.000 años-luz de su centro. Esta corriente estelar tiene una estructura parecida a la corriente de Monoceros, un anillo gigantesco de estrellas que rodea la Vía Láctea descubierto en 2003. Este fenómeno proporciona una oportunidad única para que este equipo investigador haya podido estudiar las etapas finales de la formación de galaxias con características similares a la Vía Láctea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s