¿iPhones solares?


(El mundo)

Su iPod o iPhone podrían funcionar en el futuro con energía solar sin depender de cables y energías no renovables, según se desprende de una patente registrada por Apple y que recoge la prensa de EEUU.

Varios diarios estadounidenses afirman que Apple ha registrado una patente para integrar células fotovoltaicas en aparatos electrónicos portátiles con pantallas de LCD.

El texto de la patente explica que “las células solares instaladas en el aparato suministran la energía eléctrica necesaria para recargar las baterías”.

En concreto, las células estarían colocadas bajo las pantallas de LCD de estos aparatos, lo que convierte al teléfono móvil iPhone, cuya superficie está ocupada casi por completo por una pantalla táctil, en un buen candidato para esta nueva tecnología.

Apple no ha realizado hasta el momento declaraciones sobre esta patente.

La integración de células fotovoltaicas solucionaría de una forma ecológica los problemas de alto consumo de aparatos electrónicos portátiles como los teléfonos móviles. Apple, sin embargo, no es la primera firma en experimentar con esta tecnología.

El pasado año, el grupo estadounidense Motorola desarrolló una pantalla para teléfonos móviles que permite el paso de un 75% de la luz solar, lo que posibilitaría la instalación de células fotovoltaicas debajo de ella.

Por su parte, el operador de telefonía móvil Vodafone anunció el pasado abril planes para fabricar recargadores de móviles que funcionarían con energía solar dentro de su proyecto para reducir en un 50% sus emisiones de CO2 en 2020.

Un comentario en “¿iPhones solares?

  1. Una de las preocupaciones a la hora de diseñar sistemas embebidos, como son los dispositivos de telefonía móvil 3G, es la del consumo de energía. La forma de abordar este problema es diseñar sofisticados sistemas de control de consumo de energía en el circuito integrado/plataforma hardware/software con la que se diseñan estos dispositivos para que de manera inteligente y en función del nivel de la batería y las funcionalidades que tengan que proporcionar en cada momento solamente se activen las unidades funcionales necesarias por el tiempo (ciclos de reloj, por ejemplo) preciso. Esto se puede sofisticar aún más permitiendo que se pueda degradar el funcionamiento del dispositivo en sus prestaciones (pero sin llegar a pararse) de forma similar a como ocurre en los sistemas biológicos.

    Creo que la idea de Apple de incluir células solares que en todo momento capten la energía del entorno para recargar de forma constante la batería es una buena idea para alargar la duración de las mismas y un complemento a la estrategia comentada en el primer párrafo.

    De esta manera de aborda el problema atacándolo en dos frentes de forma simultánea (reducción del consumo y aumento de las fuentes de energía del aparato. Tal vez se podría aumentar aún más el abanico de esas fuentes añadiendo generación de energía por movimiento o gradiente de temperatura. Esos dispositivos suelen acompañar a su dueño en un bolsillo, donde no suele haber mucha luz pero sí fuentes de calor (el propio dispositivo y el calor humano) y de movimiento.

    Tal vez la suma de muchas pocas fuentes de energía, la degradación del funcionamiento en función de la energía disponible y reducción del consumo de todos sus componentes (optimización del diseño) puedan conseguir que con determinados patrones de uso, el dispositivo pueda ser autónomo en energía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s