nomenclatura y ordenación del balance


Hoy en la parte teórica hemos dado la nomenclatura especial que reciben los elementos patrimoniales que aparecen en el balance. Cada elemento es una cuenta de balance. El concepto de cuenta lo veremos en detalle más adelante cuando demos detalles de la contabilidad. También hemos dado el criterio de ordenación dentro del activo y dentro del pasivo de cada una de las cuentas de balance. En función de esta nomenclatura hemos vuelto a hacer los ejemplos de ayer.

En la parte práctica hemos continuado con la explicación del programa de copermática. Hemos visto por encima el proceso de compra y el proceso de venta. Mañana tenemos que elegir qué departamento queremos coger. Yo creo que debo empezar con compras, seguir por ventas y acabar en marketing.

Todos los elementos patrimoniales que hemos visto con su nombre real, a efectos contables y cuando se ponen en el balance tienen el nombre de su cuenta de balance. Hoy hemos repasado el nombre de todas las cuentas de balance: terrenos, construcciones, maquinaria, mobiliario, equipos de proceso de información (EPI), elementos de transporte, mercaderías, créditos (largo plazo si son más de un año; corto plazo si son menos de un año), inversiones financieras a largo plazo en patrimonio (acciones con carácter permanente, permanencia superior a 1 año), inversiones financieras a corto plazo, …

El criterio de ordenación de las cuentas de balance, en el caso del activo, es de menor a mayor liquidez. Esto es, de menor a mayor facilidad con las que se pueden convertir en dinero. Aunque en principio esto pueda parecer un poco difícil de hacer, al final es bastante sencillo:

– ejemplo: caja > banco, clientes (el derecho está ya contraído, solamente hace falta cobrar) > mercadería (requiere el esfuerzo de buscar clientes y realizar el cobro), ordenador > construcción, …

Lo más líquido será caja, banco, clientes, etc. Lo menos líquido terrenos, construcción, maquinaria, etc.

En el caso del pasivo, el criterio de ordenación es de menor a mayor exigibilidad de las obligaciones. Lo más exigible es el pago a hacienda y Seguridad Social, ya que tiene un calendario muy estricto. Lo siguiente son las nóminas de los trabajadores. Lo menos exigible son los créditos a largo plazo con entidades bancarias y sobre todo el capital social.

2 comentarios en “nomenclatura y ordenación del balance

  1. Tienes razón Manuel. Ten en cuenta que esto era al principio del curso y ni yo mismo tenía clara la ordenación de los elementos patrimoniales, ni de su extensión, ni de su clasificación. Si ves los artículos de SEFED y su evolución a lo largo de estas semanas verás que incluyo ejemplos de balance de situación en los que los elementos de activo y pasivo están perfectamente ordenados. No obstante puedes ver un ejemplo de balance con dichos elementos ordenados en una plantilla online que tengo en google docs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s